domingo, 8 de noviembre de 2009

Dragon Ball: Evolution

¡Hey, esta es la primera película de imagen real que sale comentada en este blog! Y es una pena, porque... Veréis, he tardado bastante en comentar esta película, pero es que la fotos y los trailers que pude ver lograron desvanecer bastante mi ilusión. La he visto en casa. aunque dudo mucho que las dimensiones de una pantalla grande hicieran cambiar mi opinión: esta peli es un truño. Pero, en fín, ¿qué se podía esperar de James Wong (Destino final, El único) como director y del guionista Ben Ramsey (Equipo mortal, De profesión asesino)? Pues un producto solo apto para fans de Steven Seagal o Chuck Norris. Y no es eso, tíos. Han filmado un telefilme de acción con pretensiones fantásticas y coreografías discretas que pretende ser la adaptación de una obra que introdujo con fuerza y convicción el fenómeno manga en este país; un cómic y una serie que este año que acaba ha cumplido su 25 aniversario y que, pese a sus altibajos, no se merecía tamaña cutrez. Dragon Ball: Evolution consigue que la primera adaptación no oficial y rodada en china en 1989, Dragon Ball: Comienza la magia, resulte una obra más fiel y respetuosa con el original que esta "cosa" americana. Aunque haya elementos del manga original, los personajes están totalmente descontextualizados y carentes de la personalidad con la que Akira Toriyama se hizo mundialmente famoso (¿y dónde está el humor?). Y yo me pregunto: ¿para qué compran los derechos de algo si luego lo cambian tanto que no lo reconoce ni la madre que lo parió? Este despropósito es solo fruto de las cabezas "pensantes" de la Fox, que han querido sacar partido de varias generaciones que sin duda se acercaron a las salas para ver en imagen real unos personajes que comenzaron a robarles el corazón allá por 1984. Flaco favor le han hecho a Toriyama. Y a sus fans.

3 comentarios:

Huemacnuel dijo...

Cuando me enteré que la peli se estaba filmando en mi ciudad (Soy de Ciudad de México) me emocioné. Luego, mientras soltaban detalles comenze a desconfiar. En primer lugar estaban filmando en un famoso colegio al sur de la ciudad. Pensé: ¿Gokú en la escuela? Mmmh... Ya estám mezclandolo con Gohan (personaje de un espíritu más escolapio). Luego cuando la prensa decía que la primera escena trata de Gokú casi siendo atropellado por Pikolo quien manejaba su deportivo pensé: ¡Esto va a ser una mamarrachada!

Y no me equivoqué. Tienes la boca llena de razón, la película es una porquería y sus productores merecen morir...

Rafa Murillo dijo...

Hombreee, tanto como morir... Lo que sí haría sería atarlos y obligarles, con unos aparatitos tipo La Naranja Mecánica, a ver toooooooda la serie completa, con sus continuas sagas. Seguro que acababan majaras perdidos.

Porque yo no fui un seguidor acérrimo de dragon Ball, pero al ver esto uno se pregunta qué serie es la que han visto ellos.

Huemacnuel dijo...

Eso de morir lo dije en sentido figurado... porque ellos ya están muertos, o cuando menos tienen una especie de muerte cerebral. Sólo así se explica la falta de respeto a una saga tan importante.

Yo no sé en USA, pero aquí, generaciones nos entretuvimos tanto con Dragon Ball. Durante años la tarde completa era para Dragon Ball en la televisión infantil.

Yo en lo personal prefiero Dragon Ball a "Z" y "GT". Pero las tres sagas tienen un lugar importante en la historia de la animación de todos los tiempos y todos los lugares.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin