jueves, 4 de marzo de 2010

Dinosaurios, de Jim Henson

No se trata de una serie de dibujos animados, sino de marionetas (como no podía ser de otra forma, tratándose de un trabajo de Jim Henson´s Creature Shop). Eh, pero las marionetas también tienen cabida en este blog, pues, bajo mi punto de vista, estas dos formas de expresión no son tan ajenas la una de la otra. Desde hace un tiempo podemos ver Dinosaurios cada noche a las 11h. en Disney Channel. Una serie de 1991 a 1994 , producida por Michael Jacobs y Jim Henson en asociación con Touchstone Television y distribuida por Buena Vista International/Disney. Una serie que ya pudimos ver hace años en TVE y posteriormente en Tele 5, y que ahora podemos volver a disfrutar y comprobar lo buena que era/es. Una serie sorprendente que no ha perdido un ápice de actualidad. Bajo la apariencia de sitcom familiar se esconden en la mayoríade sus episodios unos agudos comentarios de crítica social que tocan -y cuestionan- asuntos como el conflicto generacional, la explotación laboral, la ascensión social, las apariencias, la publicidad y su manipulación, la alienación, temas a menudo tan controvertidos como la política, la justicia o la religión... de una forma, a priori, cómica y amable, pero en el fondo demoledora. Es, en fín, una sátira de la vida moderna, tan válida ayer como hoy. y todo ello protagonizado por una familia de dinosaurios que tiene algunos puntos en común con Los Simpson, no sólo en el aspecto formal: la serie gustará a los niños por sus personajes graciosos e irreales, pero las historias sorprenderán a los adultos por su trasfondo crítico. ¡Pero atención, porque esta serie es muy anterior a la de Matt Groening! A nivel técnico Dinosaurios es impecable, en una época en la que los ordenadores aún no habían irrumpido de forma tan brutal (¡en la información del canal se dice, erróneamente, que interactúan marionetas e imágenes en 3D!), mezclándose las ya conocidas marionetas de guante típicas de Barrio Sésamo o Fraggle Rock (esta última, tal vez un poco más infantil, resultó ser una obra maestra) con la técnica animatronic para los personajes de cuerpo entero (ya utilizada en la gran y muy querida película Cristal Oscuro). Este tipo de personajes necesitaban el trabajo de tres personas para cobrar vida: el actor dentro del muñeco, el técnico en animatrónica para las expresiones faciales y el actor de doblaje. Todo un curro. Así que ya sabéis: esta es una serie de visionado obligatorio, mientras aún quedan muchos episodios por ser emitidos. Más info en Wikipedia. En Youtube (versión mexicana; no encontré la española).

2 comentarios:

Hermanos Encinas dijo...

Tremenda entrada señor Murillo,

Y es que esta serie a quedado guardada en el subconsciente de las generaciones de los que tenemos veintimuchos hasta los que tienes diecitantos.

Es alucinante la calidad que tiene absolutamente todo en ella, hoy no se hacen series asi y es una pena. El ordenador esta devorando todo y no deja demasiado que sea soberbio, una pena.

Huemacnuel dijo...

Yo la veía mucho, y la comparación que haces de ella con Los Simpsons no es errada (incluso los Simpsons mismos hacen parodia de esto en uno de sus capítulos donde están viendo esta serie).

Acá en México fue un hitazo, uncluso se vendían discos del "Nene Consentido", una de las canciones de la serie con la cual nos bombardeaban inmisericordemente. Yo llegué a odiar la dichosa cancioncita, pero la serie siempre me gustó.

http://www.youtube.com/watch?v=XpUNoTVU7nE

Saludos Rafa

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin