martes, 17 de agosto de 2010

Émile Cohl y el origen del cine de animación

La Base. Podemos decir que el origen del cine de animación se remonta a los hermanos Lumiére y al origen del cine mismo, ese nuevo invento entre el espectáculo de magia y la técnica. Ya Georges Méliès fue también el pionero también de los efectos especiales, aunque al ser su animación básicamente sobre seres humanos se le ha considerado, acertadamente, como el inventor del cine fantástico y la ciencia ficción. En 1799 Étienne-Gaspard Robert patenta el fantascopio, una linterna mágica que crea la ilusión del movimiento. Después Joseph-Antoine Plateau obtiene con el fenaquitoscopio, o fenaquistiscopio, la primera representación real de movimiento. En 1892 Émile Reynaud con su teatro óptico da vida a pantomimas luminosas animadas. En 1905 el español Segundo de Chomón, con Choque de trenes, es uno de los primeros que utiliza miniaturas animadas; será asimismo otro padre del cine fantástico. James Stuart Blackton, uno de los fundadores de la sociedad Vitagraph, plagiará descaradamente varias películas de Segundo de Chomón para distribuírlas en EEUU, pero también debemos decir que su Humorous Phases of Funny Faces (1906) está considerado el primer film de dibujos animados de la historia. Pero si hablamos de cine animado con narración cinematográfica, es decir, con una historia que contar más allá de las metamorfosis extravagantes de rostros y personajes, quien ocupa un lugar destacado es... Émile Cohl. Émile Courtet. París, 1875-Villejuif (París), 1938. En 1905 el caricaturista Émile Cohl, ex aprendiz de joyero y ayudante de prestidigitador, se presenta en la Gaumont para protestar por el plagio de un dibujo suyo. La controversia se resuelve con su contratación por la productora como guionista y, después, director. Cohl realiza más de 300 cortos (!) trabajando con distintas productoras, desde la Gaumont hasta la Pathé o la Éclair. En sus breves estancias en EEUU traspasa al cine algunas series de cómic, entre ellas Snookum. Muy poco se ha conservado, lamentablemente, de los trabajos del que está considerado uno de los inventores del dibujo animado, capaz de explotar plenamente las posibilidades expresivas de este arte, alternando dibujo y animación de objetos y muñecos en stop motion. En la animación dibujada, al principio traza sus personajes en negro sobre blanco proyectando luego el negativo, lo cual ofrece el aspecto de una pizarra; eso es lo que podemos ver en su primera obra, Fantasmagorie (1908), menos de 10 minutos de película basada por entero en las transformaciones, pero enseguida deshecha esa práctica. Ese mismo año crea lo que son considerados los primeros personajes de dibujos animados de la historia, en títulos como Un drame chez les Fantoches o Le cauchemar du fantoche. A continuación experimenta con diferentes técnicas en Les joeux microbes (1909), La valise diplomatique (1909), Les allumettes animées ((1909), Le ventail animée (1909), Les locateurs d'acôte (1909), Le tout petit Faust (1910), Le peintre néo-impressionniste (1910, con color, toda una innovación), The Hasher´s Delirium (1910), Le musée des grotesques (1911), Le retapeur de cervelles (1911), Campbell Soups (1912, obviamente una animación publicitaria), Monsieur Stop (1913)... En los EEUU colabora con el dibujante George McManus (1884-1954) en la serie Snookum (1913), realiza His Ancestors y, más tarde, en Francia crea junto al dibujante Benjamin Rabier (1864-1939) la serie Le chien Flambeau (1917), producida como film de propaganda; y con Louis Forton (1879-1934), también dibujante, la serie Les aventures des Pieds Nickelés (1918). Pero, en un mundo profundamente cambiado por la Primera Guerra Mundial, al poco tiempo decide retirarse. Acabó su vida en un asilo, y murió por una causa que, si no fuera por lo trágico, parecería un gag de dibujo animado: se le incendió la barba mientras dormía. Dicen que murió pobre y olvidado. Pero ahora está puesto en el lugar que le corresponde. (Sorprendentemente, apenas hay nada en Youtube de este autor.)

1 comentario:

Valentín VN dijo...

No te extrañe. Alguien tiene que subir los archivos y no siempre están disponibles.

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin