domingo, 31 de octubre de 2010

Él vive en la piña, debajo del mar...

¿Quién va a ser, sino el inconfundible Bob Esponja (SpongeBob SquarePants)? Él y sus compañeros de reparto fueron creados por Stephen Hillenburg, que además de artista es biólogo marino... ¡Ahora lo entiendo todo! Esta serie de Nickelodeon es un compendio de humor absurdo, referencial, paródico... Es una de esas maravillas que gustan tanto a niños como a adultos precisamente por esos guiños y alusiones. No entraremos en detalles sobre el concepto y el desarrollo de la serie, que ya deberíais conocer todos, , pero sí destacaremos su gran banda sonora. El opening es una tonada infantil y el ending es una alucinante sintonía que se asemeja a un guitarrista alucinado tocando en el fondo del mar, algo muy apropiado. No falta la música circunstancial tipo surf, rock, años 30-40... Además, a lo largo de sus episodios han aparecido bandas de rock como Motorhead, Metallica, Wilco, Flaming Lips, Pantera, Twisted Sister o David Bowie haciendo un cameo en el episodio especial SpongeBob´s Atlantis Squarepantis. Ahora os contaré un poco mi experiencia. Bob Esponja se emite diariamente en el canal Clan en diferentes horarios (ver programación). A partir de las 20:00 es cuando yo me pongo enfrente de la tele y en este canal, porque estoy irremediablemente enganchado a la serie. Después de dos episodios de Bob Esponja emiten Gormiti, que me corta el rollo hasta que después se vuelve a emitir otro de Bob Esponja. Y después... ay, aquí quería yo llegar. Porque después se emite ICarly, y es aquí donde me asalta un grave interrogante: ¿por qué, por lo general, muchas nuevas series de dibujos animados supuestamente infantiles son tan divertidas y, en cambio, las de imagen real son tan pésimas? Los personajes de ICarly viven en un mundo irreal, como en una dimensión paralela de situaciones idiotas y con unos personajes que, sin que nadie se ofenda, podríamos catalogar de retrasados mentales. Esto también podríamos aplicarlo a Bob Esponja, vale; pero donde allí todo es humor demencial e ingenuo con algunas dosis de escatología y "violencia", en ICarly no vemos más que chorradas sin gracia. Y resulta que las dos series son de NIckelodeon. ¿Será cosa mía? Irónicamente, los actores de carne y hueso siempre me han parecido mucho menos reales que los dibujados... En fín, me voy a comer una Burguer Cangreburguer. Hasta luego. (Os confesaré un secreto: imito estupendamente a Patricio.) Web oficial en español Mundo Bob Esponja TVE visita el estudio de doblaje

Con esto del body painting hay gente pa tó...

No hay comentarios:

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin