domingo, 26 de diciembre de 2010

Karel Zeman y sus diabólicas invenciones

(1910-1989) Karel Zeman es, junto con Jirí Trnka y Hermína Tyrlová, uno de los padres de la escuela de animación checa. Al igual que Trnka, se formó en el teatro de marionetas y supo sacar provecho de la combinación de nuevas técnicas, siendo su cine un collage muy diverso. En El sueño de Navidad (1945), sus muñecos articulados interactúan con un actor real (como ya hiciera Disney en la pionera serie Alice Comedies). Después de unos inicios profesionales en el sector publicitario, fue este un buen comienzo, puesto que en 1946 esta obra obtiene el premio a la mejor película de animación en el Festival de Cannes. Después realiza El hámster y El Sr. Propouk , una serie de 1047 que tuvo bastante éxito sobre todo entre el público infantil, un personaje-símbolo del pueblo checo realizado en madera y alambre. Junto a esta serie, vinculada a esquemas narrativos tradicionales y figuras simples y reconocibles, Zeman alterna los largometrajes de fantasía y aventuras por los cuales es unánimemente reconocido como un autor de gran originalidad. En 1948 dirige el corto Inspiración, con figuras de vidrio, y en 1950 su primer largo, El rey Lávra. La feliz unión de experimentación tecnica y personalísima visión del arte de la animación parece converger al máximo en El tesoro de la isla de los pájaros (1952), Un viaje a la prehistoria (1955) y, sobre todo, en su lago de 1958: La invención diabólica (Vynáles skázy) [Fabulous World of Jules Verne - Parte 1 de 8], basado en la novela Ante la bandera, de Julio Verne. La película narra la historia del profesor Roch, que crea en su laboratorio un explosivo letal utilizando la energía nuclear. El conde de Artigas, enterado de ello, rapta al profesor y a su ayudante Hart y los lleva a su ciudad sumergida para que trabajen para él. Pero Hart y la náufraga Jana logran dar la alarma y así interviene la flota internacional para detener a Artigas. Roch consigue que Hart y Jana escapen y hace estallar la ciudad sumergida, sacrificándose a sí mismo pero salvando al mundo. Esta película de aventuras fantástica con mensaje antibélico es sin duda una obra maestra en la que coexisten actores de carne y hueso con fondos pintados, marionetas, títeres en stop motion, dibujos animados, platillos volantes, animales prehistóricos, extraños sumergibles, buzos en bicicleta, ballets de medusas y caballitos de mar... Una locura, sin embargo lúcida por su perfecto montaje y por su capacidad de devolvernos la noción de lo maravilloso, de aquello que se respiraba en los albores del cine y en las obras de Georges Méliès, muy admirado por Zeman. En 1961 realiza otra importante película a rescatar: El barón de Munchhausen (también conocida como El barón fantástico), adaptación bastante fiel de uno de los mejores relatos de aventuras absurdas, obra de Gottfried Bürger. Ayuda a esta identificación con la novela la inspiración de la película en los grabados de Gustave Doré que acompañaban a la obra original. Maravillosos efectos de color y movimiento en un espectacular juego visual en el que Zeman mantiene, sin embargo, una mirada irónica sobre la realidad social y política, siempre latente en sus historias fantásticas. Más tarde realizará Crónica de un loco (1962) y volverá a adaptar a Verne con Los hijos del capitán Nemo (1967). No quiero acabar este escrito sin mencionar En el cometa (1970), La nave robada, y otras películas todo animación como los conocidos Cuentos de las mil y una noches (1974) [The Adventures of Sinbad the Sailor by Karel Zeman 1/7 ] y Krabat, el aprendiz de brujo (1977) [Čarodějův učeň (1977) part 1/8 (English subs) ]. En 1980 realiza sus últimas obras, como El cuento de Juan o la adaptación de Hansel y Gretel de los hermanos Grimm. Documental The Special Effects of Karel Zeman : PART 1 The Special Effects of Karel Zeman : PART 2

No hay comentarios:

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin