viernes, 28 de enero de 2011

Scooby Doo y Batman forman equipo

Publicado por Juan Jose Zanoletty Aguilera el 07 de Enero de 2011 en http://www.scifiworld.es/.
BATMAN Y SCOOBY-DOO PROTAGONIZANDO JUNTOS UNA PELÍCULA SE PLANTEA COMO UN CROSSOVERS QUE A PRIMERA VISTA SUENA INSÓLITO, E INCLUSO DEMENTE, PERO QUE SE HIZO REALIDAD EN 1972. La llegada de William Hanna (1910-2001) y Joseph Barbera (1911-2006) a la televisión significó una revolución en el mundo de la animación, fueron los que pensaron que para bien, otros reprocharon a la pareja de artistas ser los causantes del deterioro de los dibujos animados. Sus producciones con técnicas de animación excesivamente limitadas lograron bajar los presupuestos, y acompañadas de gran éxito significo la caída de otros estudios preocupados por la calidad técnica de sus productos. Desde entonces, incluso estudios como los de Walt Disney debieron acogerse a esas técnicas reducidas en detrimento de la calidad artística de sus cortometrajes y series para televisión.
Lo cierto fue que "Hanna-Barbera Productions" logro conjugar el bajo presupuesto de sus producciones con la buena calidad, extraordinarios diseños de personajes, guiones elaborados y una muy buena forma de narrar sus historias. Como ocurre también en la imagen real, una película con impresionantes efectos especiales no significa nada si su guión carece de calidad y el realizador es incapaz de narrar con coherencia. Y pasado el tiempo podemos observar que el estudio “Hanna Barbera Productions” a dado más a la animación que quitado como pretendían algunos.
Es en 1969 cuando debuta “Scooby-Doo”, una pandilla de adolescentes que la formaban un rubio con ojos azules llamado Fred Jones, a su vez el más inteligente y valiente, como deben ser los cánones en la televisión y la pantalla grande, la belleza equivale a la bondad y el valor, mientras que la fealdad todo lo contrario. En el lado opuesto estaba Shaggy Rogers, feo, cobarde, torpe y estúpido. Dos chicas forman el resto de la pandilla, la “barbie” Daphne Blake, delicada, atractiva y sofisticada, y como debe ser, la rubia que secuestran y que ha de ser rescatada por el héroe; y la hippy, rebelde, inteligente y extravagante Vilma Dinkley, sus gafas y faldas escolares no dejaban dudas, la más empollona del grupo. Y por supuesto no olvidamos la mascota del grupo, a su vez el personaje que da nombre a la serie, el gran danés Scooby-Doo.
Los personajes están bien marcados según los valores de la sociedad de finales de los sesenta y comienzos de los setenta, tanto el estudioso, el rebelde, el esbelto o el más chabacano están representados, de esta forma se intentaba llegar a toda clase de espectadores, de cualquier condición social o ideología. Curiosamente y totalmente esperado por los creadores, el espectador se va a identificar con el personaje más burdo, Shaggy, su comportamiento es similar a de cualquiera de nosotros, padece miedo y tiene constantemente necesidades, al contrario que el maniquí de Fred, la frialdad y cursilería de Daphne o la poco común superdotada Vilma. Es la razón de que Shaggy haga siempre pareja con Scooby-Doo y junto al perro sean los motores que hagan avanzar las historias, además, en el fondo Shaggy esconde un corazón tan grande como una casa que hace que el espectador disculpe su torpeza y acobardamiento.
El grupo de amigos recorren el país en su furgoneta de diseño hippy a la que denominan “La máquina del misterio”, metiéndose en mil y un líos, o historias llenas de suspense que finalmente resuelven. "Scooby-Doo" es una serie infantil que pretende enseñar al más pequeño que en nuestro mundo no hay cabida para la superstición, la magia o lo sobrenatural, todo hecho tiene una explicación lógica, y solo lo sobrehumano queda para el más engreído. De esta forma el cuarteto y su mascota se ven enfrentados a misterios camuflados de un aura mágica que luego, al final, tiene su explicación razonable.
Cada episodio de la serie se sustentaba con diferentes gags cómicos y con una fórmula que se iba repitiendo la mayoría de veces. Se trataba de un humor que mediante la acción ponía en evidencia las ideas expresadas por sus protagonistas, normalmente de Saggy Rogers. Un ejemplo puede ser el siguiente: Saggy indica que a él no le asusta nada, de repente ve su propia sombra y sale corriendo a esconderse creyendo que se trata de la del villano. Otro ejemplo significativo es Saggy expresando que no cree en los fantasmas, pero a continuación descubre un sillón cubierto con una sabana para protegerlo del polvo, e inmediatamente después sale disparado a ocultarse al confundirlo con un fantasma. Es cierto que se trata de un humor pueril, pero estaba destinado a los espectadores más pequeños, lo que resulta anómalo es que la mayoría de series de imagen real para televisión producidas hoy día en España abusan de ese humor a lo “Scooby-Doo” y pretenden pasar por seriales destinadas a un público adulto. Un referente de este humor del cual los guionistas de “Scooby-Doo” pudieran haber bebido son las comedias de monstruos protagonizadas por Abbott y Costello que se estrenaron durante la década de los cuarenta.
En el año de 1972 la serie ya había alcanzado el status de clásico de la televisión y convertida en un icono de la cultura popular, como le han ido ocurriendo a otras muchas de las series producidas por los estudios de Hanna-Barbera. Es cuando los productores planean un crossovers que a primera vista suena insólito, e incluso demente. Se trata de combinar dos universos ficticios que tienen en común que pertenecen a los mismos estudios Warner, "Scooby-Doo" y "Batman".
Por aquel entonces “el dúo dinámico”, como se le conocía a la pareja formada por Batman y el chico maravilla, se encuentran saliendo de la etapa más oscura, en lo que a calidad significa, que ha conocido el cómic. Las razones proceden de la ola de puritanismo, conservadurismo e intolerancia que vive la sociedad norteamericana y que se ve reflejada en la cultura popular, no quedando exento el cómic. El "señor de la noche", un personaje oscuro, vengativo y que se oculta entre las sombras aterrorizando a sus enemigos, debe enfrentarse a acusaciones tan extraordinarias como la de “pederasta”, por parte de una personalidad por aquel entonces como era el psiquiatra Fredric Wertham que en 1954 había comenzado una cruzada contra el arte secuencial al considerarlo la causa principal de la delincuencia juvenil, y que en 1954 publica “La seducción de los inocentes” que llevaría al Congreso de los EE. UU. a investigar la industria del cómic, y lo que ocasionaría la posterior creación del Comics Code Authority. Se tradujo en una caída de ventas de los cómics de Batman por lo endeble de sus propuestas argumentales, infantilizadas hasta extremos irrisorios, y convirtiéndose la pareja de héroes en un dúo enmallado y multicolor que hacían pedagogía cada segundo.
Tras esta etapa llega "Batman" a "Scooby-Doo", que desde este punto de vista, el crossovers le beneficiaba más a la serie de "Batman" que a la producida por Hanna-Barbera que estaba en la cima de su popularidad.
Batman en los dos episodios –ambos editados en DVD en España- que participa como estrella invitada es tratado como un mero secundario, quedando reflejada la idea del Batman que hemos comentado en los párrafos anteriores. Basta advertir la primera aparición del personaje en el episodio, que es utilizada para elaborar un gag que se potencia con el sonido de las risas enlatadas. El dúo dinámico va tras la pista de El Pingüino y Joker cuando por error capturan a Scooby-Doo y a Shaggy, entonces este último dice, después de que Batman se disculpe por el error, “Es un placer que te capturen los buenos, para variar”.
Ambos capítulos comparten misma estructura argumental, repitiendo incluso los villanos, las escenas de acción y los golpes cómicos, solo distinguidos por sutiles diferencias. En los dos episodios la pareja de antagonistas compuesta por Jocker y el Piguino pretenden un acto delictivo –en el primero robar un invento y en el segundo falsificar dinero- , el dúo dinámico los persigue y todos se encuentran por azar con Scooby-Doo y sus amigos. Por sendas razones, los héroes de cada universo se separan para solucionar el misterio cada uno por su cuenta. Entonces el Joker y el Pingüino preparan unas trampas a los protagonistas, procurando hacerles creer que se trata de acontecimientos sobrenaturales. Se descubre que no se trata de nada mágico sino de las maquinaciones de los villanos, a continuación el gran danés y su amigo inseparable capturan por casualidad a los villanos, luego aparece el dúo dinámico y se los lleva arrestados.
Pero cada uno de estos capítulos están en sintonía con el resto de la serie, el mensaje es sencillo y explicito, el misterio tiene una explicación racional y no hay que dejarse llevar por las primeras impresiones.
La intervención de Batman y su pupilo, el Joker y el Pingüino en un crossovers con el universo de Hanna-Barbera, como mínimo convierte a estos dos episodios en historias con un “frikismo” que ningún coleccionista de cualquiera de las dos series debería perderse. Dibujos animados destinados a un espectador infantil, llena de toda intencionalidad pedagógica y que además dejan constancia de la cultura y el estado de Batman a comienzos de la década de los 70. Ir a Megavideo para ver ONLINE en pantalla completa DESCARGAR DE megaupload mpg (MPEG-1 / mp2) DESCARGAR DE fileserve DVD-Rip Puedes encontrar la peli tirada de precio aquí.

3 comentarios:

jaimecerebro dijo...

a principios de los 70's yo era super fan de scooby-doo, en los fines de semana por las tardes daban estos nuevos capítulos de 1 hora de duración en los que había personajes invitados. hace unos años se editó un pack con lo mejor de estas películas "the new scooby-doo movies" y me lo pillé, salen batman y robin, los tres chiflados (three stooges!!), el gordo y el flaco, etc.....aunque lo mejor de scooby-doo fué la temporada primera de misterio a la orden. los cuales me encantaría tener.

jaimecerebro dijo...

ah!!! también salen los harlem globetrotters, los cuales también tenían una serie de dibujos animados propia muy buena.

Rafa Murillo dijo...

Jaime! Es un placer que comentes cosas. Tengo pendiente un peazo artículo sobre Hanna-Barbera, que ya es hora de dedicarles una etiqueta. Ah, también molaría hablar de Meteoro. Si quieres colaborar aquí, ya sabes... Nos vemos en conciertos, porque en los bares,como están las cosas...

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin